domingo, 24 de junio de 2012

Maite Dono, "Circus Girl" y la niña infernal.

CIRCUS GIRL - MAITE DONO (EL GAVIERO EDICIONES,2009)


Estará bien empezar por el principio: llegué a Maite Dono por las reiteradas sugerencias-declaraciones-de-amor-gritos-de-fan de Luna Miguel. Qué se le va a hacer, nos guste o no esta chica es de las que más suena en el panorama bloguero hoy en día y yo soy de las que opina que hay que conocer (o al menos intentarlo) para criticar. Visto de donde crece el melocotonero no es de extrañar que el libro esté publicado por El gaviero ediciones. No voy a entrar del todo en cuestiones de mafias e influencias mutuas ya que mucha chispa se ha soltado al respecto ( todo hay que decirlo exagerada ) por las webs. Lo único que según mi escasa experiencia puedo decir sobre El gaviero es que es una de las pocas editoriales que siguen intentando publicar poesía y eso se aprecia. No mola mucho ver que la mayoría de los prólogos y epílogos de los libros publicados están hechos por Pedro J. Miguel (¡oh casualidad divino velo!) porque le resta algo de frescura a toda la filosofía de la editorial (tonterías de esas tontísimas pero molestas con las que una se encuentra al leer la lista de publicaciones ) pero por lo general esta gente va tirando mientras gigantes como DVD ya han plegado el chiringuito con lo cual algo harán bien. Además, por pura probabilidad cierto número de libros (o al menos poemas) de los que publican deben ser buenos o al menos resultones lo que tal y como están las cosas es de agradecer. Por otra parte tengo constancia de que incluso se plantean apostar por traducciones de poesía del extranjero así que chapeau, seguid así gavieros, a ver si desaparece el tufillo a mafia y amiguísimos y ya nos morimos de gusto todos.

Ahora al cotarro:

Después de leer el libro de Maite Dono he conseguido ver alguna entrevista que ha ido dando a lo largo de los años y la verdad es que me he llevado una decepción terrible : la mujer me ha caído bien, incluso me he planteado dejar su libro en paz y tragarme la opinión, pero he de confesar que ya tenía el borrador y sólo hay una cosa que da más pereza que escribir críticas de libros : borrarlas. En fin que allí estaba esta muchacha (todas son muchachas hasta los 55 para mí) canturreando cosas finas, con su voz fina y su fina forma de expresarse  (en el buen sentido de la palabra) y aquí estaba yo, incrédula, pensando cómo es posible que ese ser haya podido parir tres hijos y medio libro de poesía. Digo medio porque para mi criterio, la portada y las citas en este caso hacen la mitad del trabajo, algo que los poemas no rematan. ¿Por qué? por mucho...

Maite Dono, fotografía por Valérie Lanciaux

Yo lo he intentado, os juro que lo he intentado: me he repetido varias miles de veces que es súper cool, que está on fire, que es lo que se lleva ahora entre gente muy random y todas esas cosas pero la verdad es que me ha parecido horrible. No desde el punto de vista poético sino desde el punto de vista estético, poético y técnico. Los que hemos leído algo de poesía en nuestra vida sabemos que es muy caprichosa, depende mucho de los gustos de cada uno etc. Pero gente de bien, hay cosas que le pegan tal patada a cualquier consideración de calidad que duele la cabeza y también la entrepierna.
 En este caso Maite divide su libro en tres partes : Mamaíta, Venenos y Los pies fríos. He de decir que es la cosa que más me gusta del libro, querría esas partes para mí, eso sí los adoptaría y los mimaría y no les metería tanta vagina y sangre como ella.

Ya en la página 19 nos podemos encontrar con semejante perla poética :

Y soy una cerda
Y mamá me odia
Y dios también
Y yo me quiero
Que me quiero tanto (...)

Toda una muestra de capacidad de creación sin duda....De verdad no sabía cómo seguir después de aquello y de si iría a mejor o a peor y de si lo último era posible siquiera. Entiendo que la autora quería adoptar una voz joven-progre y dura para darle dramatismo a su falta de fondo emocional pero esto no era necesario. Este es uno de los problemas que posiblemente me crean gases cuando leo poesía actual : ser tan tan tan progre que se bebe su veneno y la palma.

En general las referencias a las vaginas, a la sangre, a las uñas mordidas y sin morder aparecen a lo largo de todo el libro ( si le añadimos pájaros ya tenemos un libro de Luna Miguel o de cualquiera de su séquito, qué curioso ) dando más asco que otra cosa. Al margen de esto, la evidente falta de ritmo y fluidez ( ¡¿pero esta chica no se dedicaba a la música?!) la intenta cubrir con cansinas y un poco atontadas repeticiones de palabras :

Soy impura aunque me lavo con jabón
Soy impura aunque rezo maquinalmente
A su dios injusto
Soy impura aunque me coma toda la comida (...)

otra si os place

Y del dolor querré morir
Morir maltratada como bien merezco
Morir aullando como una perra

además de los machacantes qué mal, qué mal y, y, y, no, no, no.... Si queréis morir de explosión craneal probad y leedlo, en serio. Cosas como estas hacen pensar que si el poeta no tiene absolutamente nada que enseñar, al margen de su perfectamente estudiada pose, el argumento se cae por su propio peso, simplemente porque no tiene con qué rellenarlo e intenta crear estribillos-martillo que crean una ilusión de contenido y ritmo. ¿Alguien podría ayudar a Maite y buscarle sinónimos o imágenes para "impura" o "morir" por favor?

Aparte de la infancia, otro tema súper hard del libro es la crítica a la religión. Cómo no, quién de su generación no ha estado en contacto con la religión y qué buen motivo de denuncia y oh people qué on fire todo. No sé por qué, pero cualquiera que no tiene absolutamente nada que contar de su vida tira por el sexo o por la religión (¿serán complementarios?) en fin, que en esas anda y deja perlas como

Córrete Jesús mío 


En la segunda parte del libro podemos encontrar versos como:

Y no tengo nada nada
Frente a la belleza ajena
Que me ataca
Que me ataca
Que me ataca
¡Me ataca!

En este poema (página 72) yo hubiera puesto ¡Me atacaaaaaaaaaaaaaaa! al final pero sólo es una sugerencia amateur, mejor les dejo la creación poética a los profesionales.


y la no menos maravillosa definición del amor:

El amor es el amor
El amor obliga
El amor ata
El amor mata


En esta parte del libro ( ya por la página 75 con la ayuda de Jesús) empecé a preguntarme si realmente Maite se había equivocado de público: con versos como este podría llegar fácilmente a la mente de los más jóvenes (véase 8-13 años) eso sí, eliminando la sangre y las vaginas por favor. Yo ahí lo dejo para quien quiera hacer un Circus Girl light remix.

Finalmente, en la última parte del libro ( Los pies fríos) la autora tira por la prosa poética. He de decir que dentro del apocalipsis es la parte que más me gusta de todo el libro. Sobre todo los últimos dos poemas, son hasta soportables si no tenemos en cuenta que sigue y sigue repitiendo las mismas palabras de modo machacante. Matadme pero he hecho una estadística maravillosa ( el libro estaba a punto de acabar con mi sentido común y mi cordura ) : repite una palabra al azar en cada poema una vez por línea. Simplemente agotador.

En fin chicos, no quiero seguir con esta agonía. Me mata mucho todo el asunto de la poesía actual del estilo mestrual-guarrete. Sinceramente, no tengo nada en contra de Maite Dono, ya he dicho que hasta me ha caído bien de lo poco que la he visto pero sinceramente : no.hace.falta. La poesía no debería ser asquerosa, debería cambiar al que la lee y no producirle arcadas o crearle el eco "vagina,vagina,vagina,vagina" en la cabeza. Maite dice en uno de sus poemas:

Mi padre sangraba como un jodido cerdo
Y mi madre gritaba como una jodida histérica
Y yo los miraba perdidos
Y nada podía hacer salvo masturbarme (...)


pues como siga predominando el estilo menstrual, será lo único que podremos hacer nosotros también.


Poesía menstrual : Nivel 9/10





11 comentarios:

  1. Por fin alguien que no le baila el agua a L.M y derivados. Por fin.

    Te amo desde este preciso momento, seas quien seas.

    R.

    ResponderEliminar
  2. He llegado a través de Rocío. No puedo estar más de acuerdo contigo, yo también estoy un poco cansado de tanta sensibilidad de los pelos del coño (con perdón).

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicos, y Nahar nada de perdón. Esto aparece como forma de desahogo precisamente por ese tema menstrual que taaaanto nos cansa a todos y a TODAS. si la sensibilidad de los pelos del coño tiene su espacio porque no la crítica de esta.
    Me alegro de teneros por aquí. Seguiremos pinchando.

    ResponderEliminar
  4. Un placer. Seguiremos leyendo ;)

    ResponderEliminar
  5. POR FIN! soy fan tuya ajjajaja ya basta! tenemos que hacer terrorismo poético! Ya.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja gracias María!!!! Poco a poco, poco a poco, la cosa es juntarnos los que tenemos algo que decir y ya tomara forma con el tiempo. Lo qe esta claro es que si no se dice nada los que sí hablan parecerán poseedores de la verdad suprema! Un beso:)

    ResponderEliminar
  7. No he leído este Circus Girl de Maite Dono. Hace poco cayó en mis manos su Mar vertical y he de reconocer que sí me ha gustado, incluso me atrevo a decir fascinado. Sobre todo por la sencillez de sus brillos marinos, quizás algo ingenuos pero no le restaría valor poético por ello.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Verónica, no he leído el libro que tú mencionas. Me gustaría fiarme de lo que me dices y creer que esta mujer sufre cambios radicales entre libro y libro pero como comprenderás después de haber leído tamaño mojón he perdido todo interés en la amable señora y su obra. De todas formas si a ti te ha gustado no puedo más que alegrarme y esperar que Mar vertical nada, pero nada, tenga que ver con Circus Girl.
    Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  9. Lo que cambian las cosas: https://instagram.com/p/zoQuk4KHIV/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya jajajaja yo tengo una lista entera de gente a la que le ha pasado exactamente lo mismo. Es triste sobre todo porque todos eran majos. :( También entiendo que tira más ser molongui y triunfar en las redes sociales que ser una quejica anónima como yo. La ilusión de ser importante es "droja" de la dura :3

      Eliminar
  10. Por aquí un poema de su Mar Vertical. He de reconocer que encontré este libro por pura casualidad, en la biblioteca de mi pueblo, olvidado en el rincón de poesía que es una estanteria muy, muy pequeña. No imaginé que fuese una autora conocida y lo leí con bastante inocencia. De todas formas, he alucinado con el contraste que se aprecia de un libro a otro. Verdaderamente no parece la misma persona.


    "Fotografío el mar
    para todos aquellos que aún
    no lo conocen.
    Les diré que me mato todos
    los días, arrojándome a la foto
    al centro exacto de la foto
    que coincide con el centro
    de la locura".


    Un abrazo.

    ResponderEliminar